El negocio en casa no es una opción para algunas personas, pero es una realidad para otras. Si eso te describe, entonces hay formas de iniciar tu propio negocio de comida para llevar desde tu casa. Aquí cubriremos algunos pasos y consejos para iniciar tu negocio.

Hace muchos años, puede que te gustara preparar comidas y llevarlas al trabajo. Sin embargo, en la actualidad, donde las exigencias de tus trabajos y la apretada agenda han convertido la cocina en un lujo, los negocios de comida para llevar han ganado una gran popularidad.

Cada vez más personas se sienten atraídas por las suscripciones de reparto de comida, principalmente por su comodidad. Además, los negocios de reparto de comida suelen ofrecer comidas caseras, que son opciones más sanas que las que ofrecen sus homólogos de comida rápida y restaurantes.

Para iniciar un negocio de comida para llevar desde casa, tienes que estar dispuesto a sacrificar la comodidad a corto plazo para obtener beneficios a largo plazo.

Este artículo te ayudará a poner en marcha un negocio de comida para llevar desde casa. Además, te dará una estrategia paso a paso para crear todo un negocio de comida para llevar.

#1. Elige el modelo de negocio adecuado para montar tu negocio de comida para llevar

Supongamos que quieres montar un negocio de comida para llevar. En ese caso, la primera pregunta que debes hacerte es ¿Qué tipo de modelo de negocio es el más adecuado para mí? El modelo de negocio que elijas determinará en gran medida el tipo de servicio de comida para llevar que ofrezcas.

Es imprescindible que conozcas los distintos modelos de negocio antes de poner en marcha tu servicio de comida para llevar desde casa. Algunos de los modelos de negocio esenciales son

Modelo de negocio de servicio completo.

En este tipo de modelo de negocio, preparas todo de tu menú y entregas la comida desde tu casa a tus clientes. Por tanto, en un negocio de reparto a domicilio de servicio completo, te encargarás de prepararlo todo y de entregarlo todo a los clientes.

Servicio parcial.

Con este modelo, como su nombre indica, no entregas tus productos y servicios por tu cuenta. Simplemente preparas parte de la comida en la cocina de tu casa y encargas otros alimentos que formarán parte de tu menú. Además, con el servicio parcial, subcontratarás el reparto para entregar la comida desde tu casa a tus clientes.

Modelo de negocio a la carta.

En este modelo de negocio, los clientes te llaman o te envían un mensaje de texto para pedirte que les hagas la comida. El cliente tiene que pagar por el servicio a la carta. Así, recibes los pedidos a través de diferentes medios de comunicación y luego empiezas a preparar la entrega a la hora acordada.

#2. Averigua qué se necesita para iniciar un negocio de reparto de comida a domicilio

Empezar un negocio de comida para llevar no requiere mucho dinero, pero necesitarás comprar el siguiente equipo:

Equipo de cocina y espacio.

Así pues, lo primero que necesitas es un buen equipo de cocina que te ayude a hacerlo. Necesitarás un buen equipo de procesamiento de alimentos, un congelador y una báscula. Y como vas a preparar comidas para los clientes, es una buena idea conseguir un espacio de cocina lo suficientemente grande como para preparar todas las comidas que tendrás que hacer a diario. Quizá quieras considerar un frigorífico de tipo comercial para poder almacenar la comida durante más tiempo.

Vehículo de reparto.

Supongamos que tu modelo de negocio incluye el reparto y la preparación de comida. En ese caso, lo segundo que necesitas es un vehículo para repartir la comida. Una furgoneta de comida es una buena manera de empezar. Puedes utilizar la furgoneta para hacer las entregas.

Página web/Aplicación móvil.

Si quieres crear una plataforma de pedidos, necesitarás una página web y una aplicación móvil para ser competitivo en el mercado. De este modo, ayudarás a tus clientes a realizar sus pedidos mucho más rápidamente. Un sitio web o una aplicación es la mejor manera de crear una identidad de marca. Te ayudarán a hacer un seguimiento de todos tus pedidos y a enviarlos a tus clientes. Tus clientes tendrán acceso a toda la información que necesitan para hacer sus pedidos. Si necesitan más información, pueden ponerse en contacto contigo por correo electrónico o por teléfono. También recibirán notificaciones instantáneas cada vez que haya una nueva actualización de tu negocio.

como montar un negocio de comida para llevar

#3. Decide qué vender creando un plan de comidas

En este paso, hay tres cosas cruciales que tendrás que decidir: el plan de comidas, la receta de la comida y dónde pedirás los ingredientes para esa comida.

Plan de comidas

No es necesario que crees un plan de comidas por adelantado si no quieres hacerlo. Pero te sugiero que lo hagas porque es la forma perfecta de gestionar tu negocio de comida para llevar a diario. Llevarás la cuenta de tus gastos, te asegurarás de que te ajustas al presupuesto y prepararás comida más sana para tus clientes. Como puedes ver, el plan de comidas es una base esencial para construir un negocio de comida para llevar con éxito.

Piensa en lo que quieren tus clientes y ten en cuenta sus gustos y preferencias para que puedas preparar comidas que les gusten. La idea principal de un plan de comidas es crear un programa de comidas y servirlas según las necesidades. Si haces esto, ahorrarás mucho dinero porque no gastarás en ingredientes que no se pueden utilizar después de un tiempo si los pedidos no contienen alimentos para utilizarlos.

Puedes empezar con un menú sencillo de unos pocos artículos principales. Sin embargo, una vez que tu negocio haya madurado, te darás cuenta de que tus clientes demandan más variedad. Entonces, puedes añadir nuevos artículos a tus menús y probar diferentes precios.

Crea un formulario de recetas eficiente

Ahora, cuando te decidas por un plan de comidas, puedes empezar a trabajar en una fórmula de recetas para cada tipo de alimento dentro de tu plan de comidas.

Un formulario de recetas alimentarias eficientes (EFRF) es una receta paso a paso que describe un proceso completo de preparación de alimentos. El objetivo es eliminar las conjeturas a la hora de preparar los alimentos. La receta contiene los ingredientes necesarios para preparar la comida, las cantidades de los ingredientes y los pasos del proceso de preparación. Es algo así como el procedimiento operativo estándar para tu trabajo de producción.

Lo más importante de la fórmula de una receta es que debe tener una base sólida de alimentos que vayan bien juntos. Si no tienes una buena selección de alimentos básicos que vayan bien juntos, no podrás crear una receta que funcione.

Encuentra los ingredientes

Ahora, tienes el plan de comidas, las recetas, y puedes empezar a trabajar en la definición de los proveedores donde pedirás tus ingredientes. Sí, ahora es el momento de empezar a buscar tus ingredientes, ¡porque tienes que ponerte a cocinar!

En primer lugar, haz una búsqueda en Google, y si no te sale un montón de respuestas diferentes, sigue buscando. Esto debería ayudarte a centrarte en algunas posibles pistas. Siempre puedes recurrir a LinkedIn o incluso a Facebook para encontrar posibles clientes.

Ve a las tiendas de comestibles locales y busca los ingredientes necesarios. Puedes visitar varias tiendas y coger varios ingredientes diferentes para comprobar la calidad. ¿Cómo influyen en la calidad y el sabor de la comida que vas a preparar con el plan de comidas?

Invita a tus familiares y amigos a un desayuno, lanzamiento o cena y pregúntales qué les parece la comida que has preparado. Por qué no utilizar este enfoque para probar tu mercado potencial y sus gustos.

El objetivo al final es tener una lista de posibles proveedores y sus tarifas de precios para cada ingrediente. Necesitarás esta información cuando empieces a trabajar en tu plan de negocio.

#4. Elige un nombre de empresa perfecto para tu negocio de comida para llevar

¿Cómo sabes qué nombres serán los más adecuados?

A la hora de poner nombre a tu negocio, es importante recordar que estás dando a los clientes potenciales la oportunidad de conocer tu negocio. El nombre es una de las primeras cosas que verán. Supongamos que tu nombre no representa tu negocio de una manera que haga que la gente quiera comprometerse con tu marca. En ese caso, no generará la misma emoción que un nombre único y bien pensado.

Asegúrate de elegir un nombre único y que la gente reconozca. Piensa en qué tipo de alimentos quieres ofrecer y qué tipo de clientela quieres atraer. Tu nombre es crucial si quieres convertirte en una gran marca y tener más clientes.

Un nombre perfecto no siempre es fácil de encontrar, pero si lo consigues, merecerá la pena. Probablemente estés acostumbrado a escuchar nombres como Subway, Starbucks y McDonald’s. Cuando pienses en elegir un nombre para tu negocio de comida para llevar, asegúrate de que es lo suficientemente diferente como para evitar la confusión con otros negocios similares que existen. Además, ten en cuenta que muchas otras empresas podrían utilizar el mismo nombre, lo que te acarrearía problemas legales en el futuro.

#5. Investiga el mercado e identifica tu nicho

Empieza con la investigación del mercado, y luego encuentra el nicho de mercado único en el que te centrarás. Esta es una decisión importante que tomarás al lanzar un negocio de comida para llevar desde casa. Supón que no eliges tu nicho con cuidado. En ese caso, podrías acabar siendo una de las muchas empresas de comida para llevar que intentan servir al mismo cliente.

La elección de tu nicho determina lo que vas a ofrecer a tus clientes y cómo te vas a comunicar con ellos.

Por tanto, tienes que pensar en quién es tu cliente ideal. Si no conoces a tu cliente ideal, nunca podrás llegar a él y tener éxito.

Determina qué es lo que le gustaría a tu mercado objetivo para sus comidas. Estudia también la localidad en la que se encuentra tu mercado objetivo.

Hay muchas empresas de comida para llevar en el mercado. Sin embargo, la mayoría de ellas se centran en un pequeño conjunto de alimentos o entregan sólo en unas pocas ciudades. Si puedes encontrar un mercado que esté desatendido de alguna manera (es decir, un nicho), habrá más posibilidades de éxito con tu negocio. Por ejemplo, podrías crear un servicio que entregue alimentos específicos a personas con restricciones dietéticas, como vegetarianos, veganos, sin gluten, o familias que quieran comer de forma saludable.

Ejemplo:

  • Si tu mercado objetivo son los estudiantes de una universidad cercana, puede que quieras centrarte más en aperitivos ligeros y pesados.
  • O si tu mercado objetivo son los empleados de un edificio de oficinas cercano, quizá quieras ofrecer comidas y aperitivos saludables para el almuerzo, similares a los aperitivos saludables para la oficina de SnackNation. Además, lo mejor es que busques productos y suplementos de gundry md para reforzar el sistema inmunitario y mantenerte en forma y saludable.
  • Si tu mercado objetivo son los residentes de un edificio residencial, quizá debas tener en cuenta sus necesidades de alimentación, como por ejemplo si tienen niños o no.
  • Una vez que decidas a qué mercado te vas a dirigir, selecciona un nombre pegadizo para tu negocio que atraiga a ese público objetivo. A continuación, personaliza tus comidas de acuerdo con las necesidades de tu mercado objetivo.

Cuando personalizas tus comidas según lo que necesita tu mercado objetivo, puedes asegurarte de que tendrás un seguimiento constante de pedidos de entregas de comida. Cuando investigas las necesidades alimentarias de tu mercado, puedes mantenerlos contentos y satisfechos con el precio que pagan por la comodidad.

#6. Decide qué estrategia de precios vas a utilizar

En general, a la gente no le gusta que la timen cuando se trata de precios. Pero, ¿cuánto es demasiado? Puedes averiguarlo si pruebas diferentes opciones. Ésta es una de las preguntas más importantes que debes plantearte a la hora de decidir una estrategia de precios. Así que adelante, haz tu primera entrega y experimenta con diferentes puntos de precio.

Me gusta pensar en la estrategia de precios en términos de valor. Tienes que averiguar qué ofreces a tu cliente, cuánto vale para él, y luego ponerle el precio correspondiente. Al ver cómo te posicionas en el mercado, tienes que considerar cuánto vale tu producto. Una vez que sepas cuánto ofreces, podrás determinar si el precio es demasiado alto o bajo.

Recuerda que si fijas un precio que no gusta a tus clientes, acabarán dejando de hacerte pedidos. Perderás dinero porque no obtendrás tantos beneficios. También puedes pensar en cuánto pagas por los ingredientes y la elaboración de los alimentos.

#7. Crea un buen plan de negocio

Aunque sólo estés empezando un pequeño negocio, es imprescindible tener un plan de empresa. Junto con este plan de negocio hay que tener un plan de comidas para cada semana. Cuando tengas un plan de negocio, podrás prever si tu negocio de comida para llevar tendrá realmente beneficios o si simplemente obtendrás una cantidad de equilibrio. En tu plan de negocio debe incluirse lo siguiente:

  • Coste de venta de cada paquete de comida, por comida y por ubicación
  • Lista de alimentos y coste de cada ingrediente
  • Otros costes necesarios, como el gas, la electricidad y la mano de obra
  • Gastos de mano de obra de tu personal, si lo necesitas, como un ayudante a tiempo parcial para el reparto y la cocina

Tu plan de negocio es esencial porque es tu hoja de ruta para el éxito. Establece todo, desde lo que vas a vender hasta lo que te va a costar empezar. ¿Y si no tienes recursos para lanzar tu negocio de comida para llevar de inmediato? Tienes que saber lo que quieres hacer antes de empezar.

Además, ya has hecho la mayor parte del trabajo en los pasos anteriores. Sabes qué vas a ofrecer a quién. También sabes lo que necesitarás como ingredientes y cuánto te costarán. Puedes calcular fácilmente los gastos de envío, porque también deben formar parte de tu estructura de costes. Simplemente querrás comprobar si la estrategia de precios que elijas cubrirá los costes y te aportará el beneficio deseado. Así, calcularás tu margen de beneficios.

Ahora puedes prever fácilmente la demanda cuando hayas definido tu mercado objetivo.

Escribe todos los detalles de lo que vas a hacer. Debe incluir el plan de comidas y los distintos tipos de alimentos que vas a vender, el nombre de tu negocio, dónde vas a venderlos, tu servicio de entrega, tu lista de precios, etc. Tu plan de negocio debe ser realista.

#8. Establece un sistema de envío y selecciona la mejor hora para la entrega de la comida

El sistema de envío es lo primero que tienes que decidir antes de pensar en montar un negocio de comida para llevar. Si vas a poner en marcha un servicio de reparto de comida, tienes que establecer un sistema de envío y encontrar la hora adecuada para ello. ¿Cuál es la mejor hora para que funcione tu servicio de comida para llevar? Y, ¿cuál es la mejor hora para llevar comida a domicilio?

Lo primero que tienes que tener en cuenta es la zona de entrega a la que quieres servir. Por ejemplo, si quieres entregar comida en la ciudad o en el país, debes decidir qué parte del país o de la ciudad quieres cubrir. Luego, puedes decidir a qué hora del día y de la semana quieres ofrecer tu comida. Si quieres que la comida se entregue en mitad de la noche, ése es otro factor que tendrás que considerar.

Cuando decidas la mejor hora para llevar la comida, es bueno que tengas en cuenta las condiciones meteorológicas. Puede que la gente esté celebrando una fiesta, y que esté haciendo frío fuera. No querrás entregar tu comida cuando haga demasiado frío fuera. También puede hacer demasiado calor fuera. También tienes que pensar en lo que ocurre en tu zona. Tienes que asegurarte de que el momento de la semana se adapta a las necesidades de tus clientes y de tu comida para llevar.

#9. Desarrolla una estrategia de marketing

Cuando lanzas un negocio de comida para llevar desde casa, es esencial crear una estrategia de marketing. La razón principal por la que la mayoría de las empresas de comida para llevar fracasan es que no consiguen crear una base de clientes sólida. Por tanto, si te tomas en serio esta empresa, debes estar preparado para invertir algo de tiempo en desarrollar una estrategia de marketing.

Debes tener una estrategia de marketing para determinar cómo llegar a tu mercado objetivo con eficacia, especialmente si aún estás empezando el negocio.

Hay muchas formas diferentes de comercializar tu servicio de comida para llevar. Sin embargo, la mejor manera de dar a conocer tu negocio es empezar por las redes sociales. En primer lugar, crea cuentas de redes sociales en Facebook, Twitter e Instagram. Cuando lo hagas, pide a la gente que comparta tu cuenta en sus timelines. Si no lo hacen, deberías recordárselo.

Cuando la gente empiece a verte en sus redes sociales, pensará que eres digno de confianza y querrá probar tu comida.

Revisemos algunas de las cosas que deberás cubrir dentro de tu estrategia de marketing:

Diseño del logotipo

Cuando se trata de poner en marcha tu propio negocio de comida para llevar, o cualquier negocio en realidad, necesitarás un diseño de logotipo atractivo y rápido y asequible. Puedes tomarte el tiempo de contratar a un diseñador de logotipos tradicional, o simplemente hacerlo tú mismo utilizando un creador de logotipos online. Quizá quieras echar un vistazo a Logomyway. Ofrecen cientos de plantillas de logotipos profesionales y te permiten personalizar cada logotipo antes de comprarlo. Sólo se tarda entre 5 y 10 minutos en diseñar tu propio logotipo y puedes descargar los archivos vectoriales de alta resolución al instante.

Construye una lista de clientes potenciales

Tienes que crear una lista de clientes potenciales para tu negocio de comida para llevar desde casa. A continuación, utiliza diferentes tácticas de marketing para enviar un mensaje sobre tu negocio y tus ofertas.

Si tienes un sitio web, ofrece una oferta especial a las personas que formarán parte de tu lista, para que puedas recopilar direcciones de correo electrónico.

También puedes utilizar tarjetas de descuento para las personas que te den sus datos de contacto y pasen a formar parte de tu lista de clientes potenciales. Pídeles siempre permiso para que te permitan contactar con ellos en el futuro.

Establece una comunidad

Crear una comunidad es fundamental para el éxito de cualquier negocio de comida para llevar. Tu objetivo debe ser crear una comunidad de clientes que te sean fieles. Tu negocio se convierte en algo más que un negocio al formar parte de la comunidad. Se convierte en un lugar comunitario donde la gente puede compartir historias sobre sus pedidos, hacer preguntas, obtener respuestas y conectar entre sí. Esto te ayuda a crear confianza, y es esencial para cualquier negocio.

Haz que la gente hable de ti

Cuando construyas la comunidad, tienes que conseguir que la gente hable de ti. Para construir el boca a boca en torno a tu negocio de comida para llevar, debes ser capaz de compartir algún tipo de información o experiencia única que pueda repetirse. Por ejemplo, puedes utilizar tu aplicación móvil para hacer una foto de la comida y luego subir esa foto a las redes sociales para que la gente pueda dar un «me gusta» o compartir tu comida. O puedes escribir una entrada en tu blog para explicar por qué crees que eres el mejor servicio de comida para llevar. También puedes pedir a tus clientes que compartan las imágenes de la comida que les has entregado.

Diseña un programa de fidelización

Otra herramienta de marketing útil para las empresas de comida para llevar es crear un programa de fidelización. Esto animará a los clientes a volver y ayudará a retener a los clientes fieles. Los clientes que ya son fieles a tu negocio deben tener una mejor experiencia, y volverán más a menudo. La idea del programa de fidelización es recompensar a los clientes por volver. Una forma excelente de conseguirlo sería ofrecerles descuentos en sus próximos pedidos, por ejemplo.

El diseño de un programa de fidelización depende realmente de ti y de cómo quieras que crezca tu negocio.

#10. Obtener licencias y permisos para tu negocio de comida para llevar

El proceso de obtención de licencias y permisos para tu negocio de comida para llevar puede parecer una tarea desalentadora. Sin embargo, es mucho más sencillo de lo que crees. Muchos estados exigen algunas formas de verificación, y depende de ti proporcionar lo que necesitan. Siempre debes consultar a las autoridades locales para asegurarte de que exigen algún permiso o licencia antes de iniciar un negocio de comida para llevar en tu zona.

Es esencial que solicites todas las licencias y permisos, que incluyen lo siguiente

  • Permisos comerciales
  • Pagos de impuestos
  • Permisos sanitarios
  • Seminario y permisos de manipulación de alimentos

Desgraciadamente, muchos negocios no cumplen los requisitos sólo porque operan desde su casa. La ventaja de tener todas las licencias y permisos a punto es que tus clientes confiarán más en ti por ser un negocio legal. Así evitarás problemas legales que puedan afectar a tu negocio.

Conclusión: ¿Es una buena idea montar un negocio de comida para llevar?

Un negocio de comida para llevar es la opción de negocio perfecta para quienes prefieren o necesitan trabajar desde casa. Es perfecto para, por ejemplo, las madres que se quedan en casa. También lo es si te vas cerca del distrito comercial central, donde las oficinas cercanas son tu posible mercado. Ten en cuenta todos estos pasos y trucos cuando empieces con tu negocio de comida para llevar desde casa.

No te desanimes si las cosas no van según el plan. Los contratiempos son inevitables en las primeras fases de cualquier empresa. Recuerda mantener la mente abierta y estar dispuesto a adaptar y mejorar tu modelo de negocio a medida que avanzas. Estos 10 consejos te ayudarán a convertirte en un mejor empresario y propietario de un negocio.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)